15. 08. 11
posted by: Super User
Visto: 1900

 

EL NOTARIO


“Es cierto que fui joven y casi ya soy viejo, durante toda mi vida escudriñé los misterios del arte notarial ayudado de la divina gracia, leyendo, reflexionando y practicando sin descanso este ejercicio: mis manos examinaron en prolongadas y continuas prácticas este arte, adquiriendo firmes pruebas de su importancia, tanto oyendo a otros como palpando y viendo sus resultados. En cualesquiera negocios humanos de cuya ordenación legal se ocupe el Notario conviene advertir dos extremos, a saber: el Ius y el Factum; la cuestión de derecho y de hecho…En efecto, el derecho lleva de la mano al conocimiento del arte notarial; el hecho a la facilidad en el ejercicio: se engaña quien, sin estos dos recursos, pretenda conocer el arte notarial; de donde se deduce que han de armonizarse en un buen Notario. De uno y otro surgirá cierta coyunda armoniosa para que sin arte no yerre como ciego en la aplicación de las leyes, ni resulte infructuoso por falta de habilidad en el ejercicio notarial.”  

 

 

Rolandino Passaggieri (Aurora, siglo XIII)

 

 

Lic. Norma Vélez Bautista


Egresada de la facultad de Derecho de la Universidad Autónoma del Estado de México, obteniendo el título profesional el 17 de diciembre de 1982 

Concluyó los estudios de especialización en Derecho Privado en la Universidad Autónoma del Estado de México en 1987 obteniendo diploma de primer lugar con promedio general de diez.

Concluyó los estudios de maestría en Derecho Privado en 1988 con promedio general de diez y diploma de primer lugar

Titular de la Notaría Pública número 83 del Estado de México, con residencia en Atlacomulco, Estado de México desde 1985.

Conferencista en temas de Derecho Civil y Notarial en Instituciones de enseñanza superior y en diversos medios

Miembro del Colegio Nacional del Notariado Mexicano, A.C. y del Colegio de Notarios del Estado de México, A.C. del que ha formado parte del Consejo Directivo en el bienio 2005 – 2006 Vocal y en el bienio 2013 – 2014 Tesorero.

De la Notaría Pública


La Notaría Pública ochenta y tres del Estado de México (antes designada como Notaría Dos del Distrito Judicial de El Oro con Residencia en Atlacomulco) cuenta con una larga trayectoria en atención notarial y formalización de actos y hechos jurídicos en el Estado de México y a solicitud de sus clientes, en otras Entidades Federativas.

 Cuenta con un equipo de profesionistas capacitado para prestar un servicio de calidad  que tenga como resultado dar seguridad jurídica a los actos que en su vida cotidiana realiza la ciudadanía  y así lo requieran.

 Realiza transacciones jurídicas en las que intervienen instituciones que conforman el Sistema Bancario Mexicano, así como de Organismos Públicos Descentralizados Federales y Estatales tales como: Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas Mexicanas (ISSFAM), Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado a través de su Fondo de Vivienda (FOVISSSTE), Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT), Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMYM), Instituto Mexiquense de la Vivienda Social (IMEVIS); entre otros.